sábado, 21 de enero de 2012

El boceto de Gehry


- ¿Si?
- ¿Frank?
- Si soy yo
- Mira que soy yo. Te llamo porque necesito hacer las orejas y es que no se me ocurre como. Llevo un rato dándole vueltas a la cabeza y no termino de dar con algo que me guste. 
- Te escucho. ¿Qué necesitas?
- Pues mira, lo importante es la acústica; como una especie de anfiteatro. Necesitaría una para cada lado de la cabeza. De la cabeza me encargo yo que te conozco...No te marees mucho; diseña una oreja y la otra la haremos igual pero invertida. Esta vez tenemos poco presupuesto.
- Si no he entendido mal, lo que necesitamos es un pabellón auditivo. 
- Eso es. Sabía que me entenderías. Había pensado en ti porque encajas perfectamente para este proyecto.
- ¿Y para cuándo?
- Buff...Es un proyecto de una semana...se que es un tanto corrido pero ando con mucho trabajo. Estoy liado con los animales y me he dejado al hombre para el final. Quiero acabarlo pronto. Mándame algo el lunes así durante la semana lo desarrollo y si me da tiempo descansaré el domingo.
- Está bien.
- Gracias Frank te debo una.
- Me la apunto...(risas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario