viernes, 3 de febrero de 2012

Derecho a un día en el campo



Todo el mundo debería tener derecho a ir al campo una vez a la semana.
- ¡Que se paren las máquinas! Hoy día de campo.
Un paseo por la montaña, contacto con la naturaleza y con nuestro cuerpo realizando alguna actividad física, respirar aire puro, el silencio, los colores, los rayos de sol que templan el cuerpo, desconectar de la rutina diaria, ir a sitios donde el ser humano no haya destrozado el paisaje natural (esto es difícil).

Lo mejor de estos días es que me doy cuenta que el ser humano es muy pequeño. Que por muy inteligente que sea el ser humano, nunca podrá realizar algo tan bonito como una piedra o un arbusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario